Conducir con lluvia intensa: Consejos para conductores que manejan durante lluvias intensas

 

Las fuertes lluvias pueden significar muchas cosas para un conductor, y la mayoría de ellas no son muy agradables, desde inundaciones de carreteras y averías de vehículos hasta accidentes. Las fuertes lluvias reducen la visibilidad y también hacen que los neumáticos pierdan tracción, lo que aumenta el riesgo de sufrir patinaje. Aforsunadamente, hay muchas formas de gestionar, incluso mitigar, tales riesgos.

Con un poco de preparación y pocos conocimientos técnicos, manejar bajo fuertes lluvias este invierno puede hacerse mucho más seguro. Los siguientes consejos deberían ayudarlo a tomar las mejores decisiones.

Preparación

La planificación es crucial. También es muy importante su conocimiento de las principales carreteras y rutas alternativas. Debe planificar con anticipación para crear un plan de contingencia en el caso de que su ruta habisual resulte intransitable.

Asegúrese de que su vehículo esté en condiciones óptimas, incluido el tanque lleno (Estar atrapado en el tráfico consume más combustible), los limpiaparabrisas y las luces estan funcionales y el teléfono móvil está completamente cargado. Por supuesto, si el clima es realmente malo, esto reprensenta un riesgo para su seguridad y la de otros, entonces debe mantenerse fuera del camino en lo posible.

Conducción en lluvia intensa

La mayoría de la gente sabe que si conduce y de repente comienza a llover, los limpiaparabrisas son el salvador obvio. Sin embargo, si la visibilidad se reduce seriamente, entonces debe usar sus faros. Si siente que aún falta la visibilidad de la carretera, utilice las luces antiniebla delanteras y siempre que recuerde apagarlas cuando sienta que la visibilidad ha mejorado significativamente. Revise las luces de su automóvil de forma regular y antes de partir preste atencion a cualquier otra cosa que pueda disminuir la visibilidad.

La lluvia afecta las distancias de parada, así que recuerde mantener una distancia considerable entre usted y el automóvil que va delante (por lo menos 10 metros de distancia) para asegurarse de que tiene espacio suficiente frente a usted en caso de que necesite frenar.

Conducir a través del agua estancada

A veces, puede estar tan desesperado por llegar a su destino que su juicio se nubla. Podrías sentirte tentado a correr el riesgo de conducir a través de lo que inicialmente parece agua hasta los tobillos, solo para descubrir con horror que el agua es más profunda de lo que creías, ahogando el motor. La regla nunca es conducir a través de las crecidas, especialmente si se mueven rápidamente. Si las carreteras se ven completamente inundadas hasta las rodillas, deje el automóvil en casa.

Evite que su vehículo patine cuando está lloviendo

Sentir que ha perdido completamente el control de su vehículo es una experiencia que todos tememos. La sensación de que sus neumáticos se deslizan por la superficie del agua es, por supuesto, aquaplaning. Esto es causado por la pérdida de tracción y generalmente ocurre cuando llueve mucho. Usted puede evitar que su vehículo patine mediante el mantenimiento regular de los neumáticos reduciendo su velocidad en condiciones de clima húmedo e incluso conduciendo en las vías del vehículo que se encuentra en frente.

En caso de que su vehículo patine, cambie a neutro y gire en la dirección que desea ir, no frene o acelere.

Fallos mecánicos bajo la lluvia

Si se llega a accidentar en condiciones climáticas adversas, simplemente déjelo en un lugar seguro. No intente encontrar la causa del problema abriendo el capó, ya que una cantidad excesiva de agua en el capó hará que poner en marcha el motor sea mucho más difícil.

En resumen, confíe en sus agallas. Si siente que es peligroso salir, no lo haga. Nos preocupamos por su seguridad, así que si tiene problemas, ¡Estamos aquí para usted!