Skip to Content

ACCIDENTES AUTOMOVILISTICOS

ACCIDENTES AUTOMOVILISTICOS

ACCIDENTES AUTOMOVILISTICOS

ACCIDENTES AUTOMOVILISTICOS: Un accidente automovilístico es un evento que cualquier persona y en cualquier momento puede experimentarse. El inconveniente de la primera vez es que no tenemos una experiencia acumulada, y por lo tanto, no sabemos cómo actuar ni que hacer, por ello se puede convertir en una de las situaciones más difíciles de nuestras vidas. De ahí la importancia de estar preparados y saber qué se puede y qué se debe hacer después de un accidente de auto. Somos conscientes de los daños irreparables que pueden provocar un accidente automovilístico y lo difícil que es recuperarse para algunos consejos a tomar en cuenta muchas de las víctimas y sus familias. Por ello, a continuación le brindamos algunos consejos a tomar en cuenta:

Calmarse, después del accidente:

Después de un accidente de tráfico lo primero que debemos hacer es comprobar el estado en el que nos encontramos. Si no tenemos lesiones físicas que nos impidan actuar, reaccionar o movernos, mantener la tranquilidad es fundamental. Ser impacientes o dejar que la ansiedad nos domine no ayudan a resolver los asuntos más inmediatos ni a pensar con claridad. Debemos tener en cuenta que la irritación y el nerviosismo aumentar la tensión, incluso generar situaciones de violencia con las otras personas implicadas en el accidente. Para mantener la calma en una situación tan compleja existen acciones simples que ayudarán a reducir el estrés y la agitación, como son:
• Contar hasta diez
• Hacer respiraciones profundas
• Entender que las otras partes afectadas en el accidente automovilístico están igual o más angustiadas que usted
• Recurrir al diálogo y oír a la otra parte.

Señalizar el accidente de tráfico:

Es importante iniciar un protocolo de actuación que comienza por señalizar bien la zona afectada. Aunque parezca difícil de creer, primero es primordial señalizar la zona afectada para evitar que se produzcan más colisiones. Una vez que el coche esté parado, pondremos las luces de emergencia y nos pondremos el chaleco reflectante. Antes de abandonar el coche para socorrer a los heridos, debemos coger los triángulos de señalización y colocarlos correctamente. Usted puede utilizar los recursos que tiene al alcance para cuidarse y alertar a otros de la situación. Encienda las luces y bengalas de emergencia y use otros elementos como los conos. Es primordial hacerse ver, ya que de este modo evitaremos más atropellos o nuevas colisiones. Se requiere actuar rápidamente cuando se coloquen los triángulos homologados. Si la carretera tiene doble sentido, deberemos colocar dos triángulos. El primero en la parte de delante a 50 metros del coche y el segundo en la parte de detrás a 100 metros. La clave es que otros vehículos puedan verlo con suficiente tiempo y reduzcan velocidad. Si la carretera tiene un único sentido es preciso colocar el triángulo en la parte trasera.
En la medida de lo posible, y si el accidente automovilístico fue menor, es importante que los automóviles involucrados en el hecho se muevan a un lugar más seguro para no obstaculizar el tráfico.

Investigue si hay lesionados:

Cuando la zona esté trazada, es momento de socorrer a los heridos. Primero confirme si usted tiene una herida y si alguien quedo lesionado. Comuníquese con el organismo competente respecto a solicitar ayuda médica, a pesar de tener dudas sobre la gravedad de las heridas y el estado de salud de otras personas. No debemos mover en ningún caso a los heridos graves a no ser que haya riesgo de incendio o que el vehículo se encuentre al borde de un terraplén con peligro de caerse Es importantes que todas las personas involucradas en el accidente aun no teniendo lesiones graves visibles en el momento, porque algunas se manifiestan días o semanas después del incidente sean tratadas por un médico, lo cual será de ayuda si se llega a un juicio.

Quédese en el lugar de los hechos:

Este consejo puede parecer obvio, pero nunca se dé a la fuga ni se aleje de la escena después de un accidente de tránsito. Recuerde que hacer eso es un delito. Si es posible quédese hasta que se vaya la policía, las partes involucradas y los demás conductores.

A quién llamar en caso de un accidente:

Llame a las autoridades. Independientemente del tipo de accidente, siempre comuníquese con las autoridades cuanto antes. La policía o la institución encargada del tráfico o tránsito de vehículos iniciarán una investigación del incidente. Más allá de quién haya sido el responsable del accidente automovilístico, es clave tener un informe oficial de las autoridades porque puede ser de gran ayuda. Cuando la policía llegue al lugar, colabore con los oficiales, tome nota de los nombres de los agentes y el número de patrulla, y pregunte dónde puede obtener una copia del informe.
Para proceder correctamente, estos serán los siguientes pasos a seguir:
1. Es importante llamar a la policía para que redacte el correspondiente informe, los testigos: posibles grabaciones, el número de matrícula y fotos de los daños en los respectivos vehículos, etc. El documento es importante ya que constituirá una prueba muy importante en la reclamación de la compensación a las compañías de seguros.
2. Después de realizar el papeleo oportuno, debemos ir al servicio de urgencias del hospital para que revisen nuestro estado y nos faciliten un “parte de asistencia médica” en el que figuren los daños que se han producido a consecuencia del accidente.
3. Contactar con un abogado especializado que se encargue de la tramitación completa del proceso como sería la comunicación a las compañías de seguros responsables, y en caso de discrepancias, presentación de la correspondiente demanda o denuncia.
4. En caso de ser el responsable del accidente es importante informar a la compañía aseguradora antes de que pasen siete días. Se deberán especificar al detalle los daños materiales, los datos del otro conductor y las lesiones sufridas derivadas del accidente. Si por el contrario, no eres el responsable del siniestro, dispones de hasta 1 año para reclamar por daños y perjuicios a la compañía aseguradora del causante.
5. Guardar todas y cada una de las facturas que se hayan podido ocasionar a raíz del accidente así como tickets de gastos, por ejemplo, de taxis o de objetos que se hayan roto tanto si hay discrepancias o no las haya entre los implicados.
6. Memorizar todo lo ocurrido y recopilar todos los datos que necesitamos, sobre todo los datos que necesitemos, sobre todo de las otras personas implicadas.

Examine la situación, tome notas y registre los daños

Manténgase alerta y toma notas sobre el accidente automovilístico. Consiga los datos de las otras personas involucradas e intente obtener información sobre las licencias de los conductores (si alguno no es dueño del auto pregunte la relación y datos del propietario). Hable con posibles testigos de la zona para que le den sus teléfonos, emails y direcciones. Y si puede, tome fotos de la escena del accidente. Los datos y las imágenes que usted registre serán de gran utilidad para el reclamo que presentará a su compañía de seguros, futuras investigaciones y para cuando usted contacte a un abogado especialista para que le ayude con su caso.

No asuma culpas antes de tiempo:

Un accidente automovilístico es una situación confusa, por lo que no debe sacar conclusiones rápidas y asumir la responsabilidad de los hechos. Si piensa que usted tiene la culpa y provocó el accidente, no se lo diga a nadie. Deje que las autoridades determinen lo que pasó tras evaluar las pruebas de los hechos. Si usted tiene miedo o nervios trate de mantener la calma. Sea cordial y amable, pero nunca asuma culpas que tal vez no le corresponden. Limítese a colaborar y ayudar para dar información sobre los hechos a la policía y su compañía de seguros, a la cual también debe informar sobre lo ocurrido de inmediato.

Reclamo de la indemnización en caso de un accidente de transito

La indemnización incluye:
• Daños personales: La indemnización debe cubrir la recuperación, en términos económicos, de todas las lesiones sufridas, pero también por las secuelas o dificultades con las que nos podamos encontrar en un futuro. Por ejemplo, si nos diagnostican cervicalgia, no solo nos pagarían por la lesión del cuello sino también por la dificultad de movimiento. También existe la indemnización por perjuicio estético cuando sufrimos un corte u operación quirúrgica y nos ha quedado alguna cicatriz. Por último dentro de esta categoría, encontramos la indemnización por las lesiones sufridas a consecuencia del accidente.
• Daños materiales: incluyen aquellos daños en las pertenencias y podemos reclamar la reparación o indemnización por su rotura o destrucción. Por ejemplo, es frecuente que se rompan las gafas o el teléfono móvil. En esos casos, podemos pedir el pago del arreglo o bien, el valor económico del objeto.
• Gastos médicos o de rehabilitación: Si hemos necesitado medicamentos, muletas, pruebas o visitas médicas, también las podemos reclamar. De esta forma, no hay que hacerse cargo de los gastos médicos o de tratamiento derivados del accidente. Incluye también la rehabilitación o el fisioterapeuta.

Los gastos de lucro cesante

Son los gastos que la persona lesionada (empresarios, autónomos, etc.) tiene como consecuencia de la ganancia que está dejando de percibir por no poder utilizar el vehículo o bien por estar lesionado.

Calculo de la indemnización por daños personales en un accidente de tráfico

Se recomienda aplicar la ley para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas implicadas en los accidentes de circulación. La norma determina que los importes de los daños personales se calcularán en función de diferentes variables: la ubicación de las secuelas, los días de hospitalización o la edad de la víctima en el momento del accidente. Este cálculo es complicado y, por este motivo, se precisa contar con el asesoramiento de un abogado. Es importante que le facilites toda la documentación que requiera.
Si hay una ley de lesiones para calcular las indemnizaciones, ¿por qué a menudo se reclama? La tabla para calcular las indemnizaciones consta de muchas variables interpretables y, además, puede pasar que la compañía considere que el reclamante ha sido el causante del accidente.
En un accidente de tráfico puede reclamar cualquier persona que se haya lesionado o haya tenido cualquier perjuicio en el accidente de tráfico, ya sea conductor, ocupante del vehículo, peatón, motorista, un ciclista, etc.
Existe un plazo para reclamar las lesiones sufridas en un accidente de tráfico, el cual es un plazo limitado de 1 año para reclamar todos los daños y perjuicios a la compañía aseguradora del causante.

Ayuda de un abogado especialista en accidentes automovilísticos

Los abogados especialistas en derecho de circulación, tráfico y Seguridad vial se encargan de la tramitación y asesoramiento personalizado en todo tipo de cuestiones legales que se presenten. Son de abogados de confianza que realizan cualquier tipo de reclamación en representación del cliente. Una vez sufrido un accidente, en caso de daños o lesiones, lo más importante es ponerse en contacto rápidamente con un bufete para posibles reclamaciones, los cuales ofrecen ayuda urgente, ofreciendo soluciones legales al instante según las necesidades del cliente.
Los abogados expertos en derecho de la circulación le ofrecerán una asistencia personalizada y un asesoramiento integral durante todo el proceso hasta conseguir una resolución favorable para el representado. Son expertos en defender los intereses de los clientes y trabajar en busca del mayor beneficio posible para cada persona

Función del abogado durante un accidente de tráfico

El papel de los abogados, aparece cuando la aseguradora y después de un accidente de tráfico, decide pagar una cantidad de dinero por debajo de lo que se debería, siendo este un comportamiento muy común de estas empresas.

Abogado para accidentes de tráfico

Un abogado posee el conocimiento suficiente para ayudarte a tratar con las aseguradoras, este te orienta, te indica que requisitos seguir, te acompañan durante este proceso y si es muy especializado te dirá como funciona cada aseguradora, para que de esta forma obtengas una indemnización justa conforme a los daños y pérdidas ocasionadas durante el accidente de tránsito.
Los abogados también tienen un roll importante al momento de realizar una reclamación, ya que estos también se encargan de que en ambos casos que exista una indemnización por daño y lesiones ocasionadas durante un accidente de tráfico.
El abogado para estos casos puede ser de seguros o particular, no hay gran diferencia entre ellos ya hay expertos en la materia de accidentes de tráfico, la única diferencia es que el abogado de seguros es pagado por una empresa aseguradora por lo que usualmente no le da mucho interés a tu indemnización, mientras que un abogado particular cobra un porcentaje de la indemnización por lo que siempre coloca la cantidad de dinero de indemnización por lo alto.

Importancia a la hora de contratar un abogado de accidentes de tráfico

Actualmente en el mundo no sólo existe una gran cantidad de abogados que gestionan reclamaciones de indemnizaciones por accidentes de tráfico; también son muchas las empresas que operan en este mercado, tramitando dichas indemnizaciones sin aportar valor agregado, por comisiones que llegan hasta el 25% de cada operación. La entrada en vigencia, de reforma del sistema para la valoración de los daños y perjuicios causados a las personas en accidentes de tráfico en diferentes partes del mundo aconseja a los lesionados tramitar sus reclamaciones a través de personas que tengan la costumbre de manejar esta herramienta con “cierta soltura”. Que aporte a la gestión del expediente de reclamación un conocimiento de la citada norma, mucho más extensa y prolija que la anterior, y de sus tablas para el cálculo de las indemnizaciones. Además de las valoraciones de las lesiones, temporales y permanentes, los cambios procesales y los requisitos para el ejercicio de las acciones de reclamación, aconsejan un abogado que conozca la norma en profundidad y en todos sus detalles.
Por eso, contratar los servicios de un abogado especialista puede aportarte un valor añadido que, de lo contrario, no te garantiza otro tipo de abogado profesional. La principal razón es el dominio del mercado, conocer sus entresijos e idiosincrasias, y proporcionar al cliente la seguridad de que todas sus necesidades van a estar cubiertas en caso de necesitar ayuda por temas de adaptación de la vivienda, adaptación del vehículo, etc.
Sin embargo, la decisión más socorrida por la que opta la mayoría de la gente no es la contratación de los servicios de un abogado, sino dejar la resolución de la reclamación impuesta en manos de las aseguradoras, las cuales suelen determinar la indemnización del cliente en base a sus propios criterios. Ahora bien, en muchos casos eso supone el riesgo de cobrar una indemnización no adecuada para el alcance de los daños, tanto personales como materiales, sufridos en el accidente. Sin embargo, cuando la situación requiere contratar a un abogado, la elección del que va a ser tu representante legal no es tan sencilla. Es en este contexto cuando un abogado especialista en accidentes de tráfico toma protagonismo por delante del abogado tradicional.
La principal diferencia, lo más valioso, es que los bufetes de abogados especializados en accidentes de tráfico no se dedican a “llevar casos”. Su trabajo consiste en examinar cada caso de manera totalmente independiente, por ese motivo no ofrecen resoluciones rápidas. A diferencia de las llamadas “empresas especialistas en accidentes”, cuyo trabajo consiste en llegar a un acuerdo ágil y neto sin necesidad de pericial médica, ni pelear en las negociaciones. ¿De qué manera? Conociendo, a través de una colaboración con las propias aseguradoras, las cantidades por las cuales éstas se muestran favorables a llegar a un trato.
Los abogados en los accidentes de tráfico tienen gran importancia, ya que se encargan de defender los derechos de las personas involucradas en el accidente e intentan obtener una indemnización justa para la parte más afectada, evitando así muchas molestias.
Independientemente de que el accidente de tráfico ya sea con un coche, moto, incluso de ciclistas, el abogado demanda, lo asesora y lo ayuda en la gestión de los trámites para que pueda conseguir la máxima indemnización por los daños, lesiones o secuelas ocasionadas.
Lo que principalmente hacen los abogados después de un accidente de tráfico es asesorar de manera legal al afectado y si el accidentado lo solicita, este debe proporcionarle especialistas médicos, fisioterapeutas o rehabilitadores.
Estos son los deberes de un buen abogado especialista en accidentes de tráfico.
El despacho de los abogados ofrece una completa asesoría judicial en todas las gestiones que tienen que ver con los problemas derivados de los accidentes viales, otorgándole un completo equipo jurídico, así como entregándole tranquilidad y confort al tener profesionales acreditados con conocimientos y experiencia en este ámbito garantizando que el proceso se llevara de la mejor manera posible.
Estos abogados tienen en cuenta la prioridad de las necesidades del cliente, lo único que le hace falta a un abogado de accidentes de tráfico es conocer el parte de su cliente, para así proceder con la reclamación de la justa indemnización.
La indemnización que reclaman los abogados es una compensación por los daños, bienes perdidos, lesiones o cambios negativos que se generen en la vida de su cliente y los tipos de indemnización que se pueden obtener son gastos médicos futuros, gastos médicos, pérdida de salario, pérdida de la capacidad de producción o generación de ingreso.
El trabajo de un abogado profesionalmente especializado en accidentes de tráfico, se basa en valorar qué tipo de daños y perjuicios afectan realmente a un lesionado en accidente de tráfico. Una misma lesión puede afectar de forma distinta a varias personas, ya sea a nivel fisiológico, económico o emocional. En los casos de daños no económicos cuantificables, estos pueden ser dolor y sufrimiento, angustia mental y pérdida de beneficios conyugales. Más sin embargo, el éxito del desenvolvimiento de un profesional en la solución eficaz de estos casos de accidentes de tránsito radica en que el cliente tenga la suficiente confianza en su abogado de lesiones facilitándole y mostrándole todos los documentos recopilados del accidente para facilitarle el probar que la otra parte tuvo la culpa cuando se presentan evidencias sólidas y de esta manera quedar satisfecho el cliente con la defensa del caso que es el objetivo que se persigue, por lo tanto a continuación enumeramos alguno de esos documentos que debe mostrar a su abogado para armar su caso:

Denuncia policial, registros policiales

Cuando ocurre un accidente, alguien en la escena llama para pedir ayuda. Cuando llega la policía, toma la denuncia y emite un dictamen preliminar acerca de lo que pudo haber causado el accidente. Si bien esta determinación puede ser modificada o revertida con la evidencia que pueda surgir luego, es una herramienta poderosa para establecer si la otra parte fue culpable del accidente. Puede servirle a la persona en las negociaciones o cuando el caso llegue a juicio.

Multas o citaciones relacionadas con el accidente

En algunos casos, puede que se multe a uno o más conductores de los que participaron en el accidente. Esto puede suceder si un conductor estaba bajo la influencia de alcohol o drogas o estaba distraído al momento del choque. También se lo puede multar si conducía a alta velocidad o de forma no segura al momento del accidente.
Puede que se cite por infracciones de tránsito u otras infracciones a todos los conductores que participaron en el accidente. Esto puede utilizarse en contra del conductor que sufrió la lesión en el accidente. No obstante, un abogado puede revisar la multa y argumentar que no necesariamente esta tiene que ser una causal para incrementar la responsabilidad del conductor por el choque.

Fotografías de la póliza de seguro

En muchas ciudades, es ilegal conducir sin una póliza de seguro válida. Si el accidente se produjo fuera de su sitio de residencia, la póliza se considera válida si ha realizado los pagos de la prima puntualmente. Si la póliza está vencida o no ha alcanzado los estándares mínimos en su estado de residencia, esto podrá utilizarse en su contra. El asesor legal de la víctima lesionada puede armar una defensa vinculada con el motivo por el cual la póliza estaba vencida o no cumplía con los estándares mínimos para que el cliente obtenga la mayor indemnización posible.

Constancia de los pagos de la prima

Aquellos que deseen obtener una indemnización en una demanda por un accidente automovilístico tienen muchas maneras de probar que pagaron la prima del seguro del automóvil. Por ejemplo, pueden mostrar copias de los cheques enviados a la compañía de seguros. También pueden mostrar los extractos bancarios con la fecha en que se realizó el último pago y el monto del pago. Si el pago se realizó con tarjeta de crédito, pueden utilizar como evidencia el resumen de la tarjeta de crédito.

Información intercambiada en la escena del accidente

Es importante que las personas sepan qué hacer después de un accidente automovilístico. Uno de los pasos más importantes después de llamar a la policía es intercambiar información en la escena. Por lo general, los conductores intercambian información relativa al seguro y dan su nombre, dirección, licencia de conducir y número de teléfono.
En algunos casos, quizá lo apropiado sea intercambiar las direcciones de correo electrónico o la información de contacto de las redes sociales en lugar de la dirección física o el número de teléfono. Cualquiera sea la información que intercambie, guárdela en un lugar seguro y transmítasela a su abogado durante el proceso legal.

Declaraciones

Después de un accidente, posiblemente deban realizarse una o dos declaraciones ante la institución correspondiente. Como mínimo, los conductores involucrados darán a los funcionarios su versión de los hechos en la escena del choque. También puede que deban declarar ante su compañía de seguros. Luego, quienes hayan presenciado el accidente también quizá declaren ante la policía para describir lo que vieron. Toda esta información seguramente sea relevante en una demanda por lesiones personales, y las declaraciones originales pueden ser especialmente útiles cuando alguien luego cambia su historia. Cuando una declaración es especialmente poderosa, puede usarse como base para un juicio sumario.

Registros médicos

Los registros médicos pueden indicar si la persona buscó tratamiento médico después del choque y qué tipo de tratamiento recibió. También pueden indicar si la persona tenía problemas médicos subyacentes antes del choque que puedan haberse exacerbado por el accidente.

Registros salariales

Puede que la persona tenga derecho a recibir un resarcimiento por los salarios no percibidos y la pérdida de la capacidad de generar dinero después de haber sido herido en un accidente automovilístico. Los salarios no percibidos se pueden tomar de los registros salariales actuales, por lo que la persona debe entregar los recibos de sueldo, como mínimo a su abogado. También pueden ser útiles las declaraciones de impuestos recientes y otros documentos financieros para determinar cuánto está perderá la persona si no puede regresar al trabajo.
“Llámenos para una consulta gratuita (888) 333-5009

Consulta Gratis

Avrek Law Firm Team

¿Lastimado? Escoja Los Mejores

888-333-8515Disponible 24/7