Skip to Content

Consejos para recuperarte de una herida por quemadura

Las lesiones por quemaduras importantes pueden cambiar la forma en que el cuerpo se ve y funciona y conducir a las víctimas a tener angustia por su imagen corporal. La imagen corporal se define como lo satisfecho, cómodo y confiado que una persona está con su apariencia.
Aproximadamente, un tercio de los supervivientes de quemaduras sin importar si son niños o adultos reportan una angustia significativa relacionada con cambios en la forma en que su cuerpo se ve, siente y funciona durante la hospitalización inicial. Afortunadamente, la mayoría de los niños y adultos se adaptan bien con el paso del tiempo; sin embargo, casi todo el mundo experimenta algunos altibajos mientras se recuperan de las quemaduras y se adaptan al cambio en su apariencia.

¿Qué determina la angustia por la imagen corporal?

La gravedad de la quemadura y la localización de las quemaduras no determinan necesariamente la forma en que los sobrevivientes de quemaduras se enfrentan al cambio en su apariencia. Por ejemplo, una persona puede estar muy angustiada por la aparición de una quemadura pequeña, mientras que otra persona con quemaduras muy grandes puede no estar angustiada en absoluto por su apariencia. Gran parte de lo que determina la angustia de la imagen corporal depende de factores como la personalidad, el historial de depresión, el apoyo social, las habilidades sociales y de afrontamiento y cómo se sentía una persona acerca de su apariencia antes de su lesión.
Algunos pacientes quemados pueden pensar que sus cicatrices de quemadura son “feas” y preocuparse de que otros los rechacen debido a las cicatrices. La angustia por la imagen corporal puede implicar:

  1. Dolor o tristeza por cambios en la apariencia y habilidades físicas.
  2. Ansiedad en entornos sociales o íntimos donde las cicatrices pueden ser notadas.
  3. Preocuparse por cómo la gente reaccionará cuando vea las cicatrices.

Estos sentimientos son normales y se describen a continuación, también te aconsejamos algunas maneras en que puedes aliviar esta angustia y sentirte más positivo acerca de tu imagen corporal.

Fases de la curación

Después de una lesión por quemadura, su piel atraviesa varias fases de curación. Durante cada fase de curación, es importante seguir la guía proporcionada por su equipo médico para mejorar la forma en que su piel se cura.

  1. Fase de curación de la herida

Lo que ves: piel de color claro que reemplaza heridas abiertas. Cuanto más rápido cicatrice una herida, menos cicatrices ocurrirán.
Lo que puede hacer: involucrarse con su cuidado de la herida lo más posible, como ayudar con los cambios de apósito. Una herida más limpia se cura más rápido, y mientras más consciente esté del cuidado de la herida, más probable es que cuide bien de ella.

  1. Fase de formación de cicatriz

Lo que usted ve: Después de que la herida se cure, la piel cambia durante los próximos 3-4 meses, haciéndose más oscura, más rígida y elevada.
Lo que puede hacer: La cicatrización es un problema no sólo de apariencia, también puede ser incapacitante debido a la rigidez y el dolor.
Trabaje con el equipo de rehabilitación para minimizar las cicatrices. Su equipo puede aconsejarle que use prendas de presión o férulas o incluso realizar ejercicios de masaje o estiramiento de cicatrices.

  1. Fase de maduración de la cicatriz

Lo que usted ve: La maduración de la cicatriz puede tardar hasta 1-2 años. Durante este proceso, la piel cicatrizada vuelve gradualmente a un tono de piel más normal y se vuelve más suave y más plana.
Lo que puedes hacer: El equipo de rehabilitación puede recomendar que siga usando prendas de presión o férulas o realizar ejercicios de masaje y estiramiento de cicatrices.
Pida ayuda de personas capacitadas en el uso de cosméticos y ropa para que las cicatrices parezcan menos obvias. Ciertas técnicas cosméticas y estilos y colores de ropa pueden ayudar a mejorar la apariencia de cicatrices. Usted puede desear consultar con un cirujano plástico que se especializa en la reconstrucción de piel luego de una quemadura, este puede mejorar su aspecto y restaurar su piel a la normalidad usando una amplia gama de técnicas.
Las lesiones por quemaduras no sólo cambian la apariencia de su piel, sino que pueden cambiar su apariencia de otras maneras.
En las quemaduras severas, las estructuras del cuerpo debajo de la piel pueden ser dañadas. Por ejemplo, el cartílago en los oídos o la nariz puede ser dañado causando cambios en estas estructuras.
Algunos sobrevivientes de quemaduras se someten a múltiples injertos de piel y otras cirugías reconstructivas que pueden cambiar su apariencia.
Los injertos de piel pueden resultar en pérdida de cabello porque los folículos pilosos no se regeneran.
A veces las lesiones por quemaduras causan daños que requieren amputación de los dedos de las manos, pies o extremidades.
Querer mejorar tu apariencia no significa que seas vanidoso. El uso de cosméticos, ropa o cirugía plástica puede ayudarle a sentirse mejor acerca de su apariencia y de sí mismo. Sin embargo, incluso con la mejor atención aguda, rehabilitación y reconstrucción, las quemaduras graves a menudo resultan en algunos cambios permanentes en la forma en que el cuerpo se ve, se siente y funciona. Parte del proceso de curación emocional de quemaduras es aprender a aceptar estos cambios.

Obtenga el apoyo que necesita

La curación emocional y psicológica es tan importante como la curación física y la justicia legal. Es importante obtener apoyo de otros sobrevivientes de quemaduras que puedan compartir su experiencia, además de contactar con un abogado especialista en lesiones por quemaduras que pueda ayudarlo a entablar una demanda por lesiones de quemadura que le permita obtener una justa indemnización por todo su sufrimiento físico y emocional, aquí en AbogadoContigo entendemos esto y te ofrecemos una consulta totalmente gratuita de tu caso, sólo cobramos si ganamos tu caso, ¡Contáctanos!

Consulta Gratis

Avrek Law Firm Team

¿Lastimado? Escoja Los Mejores

888-333-8515Disponible 24/7