Skip to Content

Dudas sobre la cobertura UM y UIM (III)

cobertura um
¿Cuál es el carácter legal de la cobertura UM y la cobertura UIM? ¿Son cláusulas obligatorias u opcionales?

Considerando la importancia de la cobertura UM y la cobertura UIM, surge la interrogante de si estas cláusulas poseen un carácter obligatorio o si, por el contrario, son opcionales. Es natural la aparición de esta duda, pues estas cláusulas reportan numerosos beneficios, así que la ley debería tener un apartado relativo a la obligatoriedad o a la opcionalidad de la cobertura UM y la cobertura UIM.

Como hemos dicho en anteriores ocasiones, estas cláusulas pueden tener especificaciones distintas y ello dependerá, en cierta medida, de la regulación existente en los Estados del país, si bien es cierto que los aspectos centrales son prácticamente los mismos en todos los Estados. Pero uno de los aspectos que se contempla en función de la ley estatal es precisamente el carácter obligatorio u opcional de las cláusulas antes mencionadas.
Por lo menos en el Estado de California – en el que hacemos vida-, la cobertura UM y la cobertura UIM son opcionales. Por lo tanto, los conductores de California no pueden ser objeto de penas legales en el caso de que decidan no contratar estas cláusulas.

Sin embargo, existen por lo menos 23 estados en los que la ley estipula la obligatoriedad de la cobertura UM y la cobertura UIM. Entre ellos, los que más resaltan son Nueva York e Illinois, aunque Washington también es digno de mención. El carácter de obligatoriedad significa que los automovilistas de estos 23 estados, en el caso de que no posean estas cláusulas en su póliza, pueden sentarse en un tribunal y ser castigados por el sistema de justicia.

No obstante, cada una de estas leyes debe ser examinada individualmente, ya que cada una tiene ciertos detalles que le otorgan particularidad. Por ejemplo, un Estado determinado puede obligar a un automovilista a contratar las coberturas UM y UIM, pero el monto exigido de esas cláusulas variará en función de los aspectos particulares de la ley de ese Estado.

Asimismo, un Estado puede estipular la obligatoriedad de las coberturas UM y UIM, pero existe la posibilidad de que sólo exija la cobertura para daños corporales y no la cobertura para daños a la propiedad. De la misma manera, la regulación estatal puede contemplar la obligación de contratar la cobertura UM, pero no su homóloga, la cobertura UIM. Y, por supuesto, están los Estados que simplemente son indiferentes al respecto. De hecho, algunos Estados ofrecen estas cláusulas con independencia de las compañías de seguro, por lo que no requieren de ellas.

Así pues, en el caso de que estés viviendo por fuera de California, es muy recomendable que investigues y te informes debidamente sobre las estipulaciones legales de las coberturas UM y UIM del Estado en el que te halles. Si, por el lado opuesto, eres una persona que hace vida en California, entonces no “debes preocuparte” y posees la libertad de decidir si incluyes o no estás cláusulas en tu seguro de automóvil.

Queremos hacer énfasis en las comillas colocadas en las palabras “no debes preocuparte”, por cuanto existen razones de sobra para tener preocupación si tu póliza no posee las cláusulas de coberturas UM y UIM.

¿Cuál es el precio/costo de las coberturas UM y UIM? ¿Son muy caras o resultan accesibles?

Y aquí hemos llegado a un punto clave en el tópico de las coberturas UM y UIM: su precio. ¿Es posible adquirir estas cláusulas por precios económicos? ¿Su contratación puede desbalancear mis finanzas? A continuación, vamos a proporcionar algunos datos que serán útiles para responder a estas preguntas.

Por lo general, el precio de estas cláusulas no es tan elevado. Pero calificar un precio de “elevado”, “accesible”, “normal”, entre otras categorías, requiere analizar las características socio-económicas de cada uno de los Estados, así como evaluar factores de mercado y otros aspectos que suelen tener peso en el análisis financiero. Sin embargo, un análisis financiero está fuera de nuestros límites, por lo que no lo haremos en este artículo. Pero es bueno tomar en cuenta toda esta información.

En el caso de California, dada su posición en las estadísticas relativas al porcentaje de conductores no-asegurados (como vimos en una entrega pasada, California se encuentra en una posición intermedia, un poquito por encima de la media), el costo de la contratación de las coberturas UM y UIM no es muy alto, por lo que es posible adquirirlas sin que ello suponga una lesión a nuestras finanzas (siempre y cuando seas de California, claro está).

¿Entonces el precio de estas cláusulas está vinculado con el porcentaje de automovilistas no-asegurados? Efectivamente, y es por ello que constituye una evidencia estadística de la afirmación de que la principal razón por la que los conductores deciden no comprar una póliza de automóvil es el costo de ellas.

Así pues, aquellos Estados en donde el número de conductores que carece de seguros es considerable, el precio de las coberturas UM y UIM es alto. Mientras que, por el contrario, aquellos Estados que no gozan de un porcentaje elevado de automovilistas no-asegurados, es posible incluir estas cláusulas a un precio bastante accesible.

Asimismo, dado que son cláusulas, esto es, adiciones al seguro de automóvil, el monto de esas cláusulas estará relacionado con el monto de la cobertura del seguro. Usualmente, las coberturas UM y UIM representan un aproximado de 10% del monto de la cobertura general. Por lo tanto, si adquieres estas cláusulas, sólo desembolsarás algunos cuantos dólares mensualmente. Al año, serán unos cientos.

“Pero cientos de dólares adicionales al año es una cantidad de dinero que produciría un desbalance en mis finanzas”. Si ése es tu caso, entonces es recomendable que re-ordenes tus gastos y establezcas prioridades. Ahorrar en el ámbito de la salud no es una decisión muy inteligente. Sólo piénsalo por un momento: ¿prefieres correr el riesgo de ser víctima de una colisión causada por un automovilista no-asegurado quien probablemente será calificado como “judgement proof”; sólo para ahorrarte algunos cientos de dólares al año?

La multitud de anécdotas, testimonios, relatos e historias de nuestros clientes demuestra que las coberturas UM y UIM forman parte de los mejores recursos que existen en términos de seguro. Y aparte, estos recursos no son muy costosos: nosotros pensamos que vale la pena la contratación de estas cláusulas por sólo unos cientos de dólares anualmente, si consideramos especialmente que 1 de cada 7 conductores en California no está asegurado.

Ahora bien, algunas personas consideran que es buena idea incluir la cobertura UM en la póliza de automóvil, pero que no hace falta hacer lo mismo con la cobertura UIM. No estamos de acuerdo. La inclusión de la cobertura UIM te permitirá reponer un mayor número de daños, a un costo que tampoco es elevado.
La anterior sería una decisión más inteligente que no contratar ninguna de las cláusulas. No obstante, sigue siendo preferible la compra conjunta de ambas coberturas de una buena vez.

¿Se puede hacer “stacking” en California? ¿Está permitido?

Es muy probable que desconozcas el término “stacking”, por lo que procederemos a explicarlo de manera que estés familiarizado con la terminología utilizada en el ámbito legal de los seguros. Básicamente, el stacking es una forma de aumentar la cobertura UM y UIM. Al aumentarla, puedes obtener un mayor monto de indemnización en caso de que seas parte de una colisión.

Existen varias maneras de hacer el stacking: por ejemplo, una muy usual es incluir más de un vehículo en la cobertura UM y UIM. Así, los límites de estas cláusulas son más altos de lo normal (prácticamente el doble de alto). Supongamos, por ejemplo, que sufres un accidente causado por un conductor no-asegurado. Si tuvieras un solo vehículo incluido en la cobertura UM y UIM, el monto que podrías conseguir es 10.000$ (un ejemplo). Pero si agregas dos vehículos, entonces la cobertura UM y UIM rozará los 20.000$ (el doble).

Asimismo, otra forma de poner en práctica el stacking consiste en presentar un reclamo aunado a varias cláusulas coberturas UM y UIM (sí, evidentemente puedes tener varias). Con este método, en caso de un accidente donde no seas legalmente responsable, puedes aprovechar la combinación de diversas coberturas. La aplicación de múltiples límites te garantiza un resarcimiento más que justo de todos los daños derivados del accidente.

No obstante, debemos acotar que estamos profundamente en desacuerdo con estos métodos. Como puedes intuir, este tipo de prácticas son moralmente reprochables. Y es precisamente por ese motivo que diversos estados han puesto en marcha diversas regulaciones para ponerle cortapisas a estos métodos. California es uno de esos estados, por lo que no pienses ni por un segundo en utilizar alguna de estas estratagemas.

Aun así, no todos los estados poseen una prohibición de estas prácticas, por lo que, en algunos lugares, no son ilegales. Si bien no estamos de acuerdo con ellas, si tienes pensado en utilizarlas, te recomendamos encarecidamente que te pongas en contacto con alguna firma jurídica o algún abogado a título personal que posea una gran experiencia en este tipo de casos.

Para lo demás, puedes ponerte en contacto con nosotros. Cualquier duda que tengas, la resolveremos satisfactoriamente. Asimismo, estamos capacitados para acompañarte en cualquier accidente de lesiones personales.

Consulta Gratis

Avrek Law Firm Team

¿Lastimado? Escoja Los Mejores

888-333-8515Disponible 24/7