Skip to Content

¿Es cierto que la policía en Los Ángeles es propensa a agredir por cuestiones raciales

La mala conducta expresada por la policía está muy extendida en muchos países como los Estados Unidos, incluso en aquellos que la persiguen y la condenan tanto en los aspectos legales como los mismos civiles que la sufren. La brutalidad es un término legal utilizado para describir el uso excesivo de fuerza física u otros abusos; es una de las formas de mala conducta policial, que incluye falsos arrestos, intimidación, represión política, racismo, abuso de vigilancia, abuso sexual y corrupción policial.
En los Estados Unidos, así como en el estado de California, la raza y la brutalidad policial siguen estando estrechamente vinculadas, lo que ha llegado incluso a provocar una serie de disturbios raciales dentro del estado de California en los últimos años. El más destacable entre estos incidentes fue el levantamiento causado por la detención y los golpes a Rodney King el 3 de marzo de 1991 por agentes del Departamento de Policía de Los Ángeles. El ambiente fue particularmente volátil debido a que el hecho había sido filmado por un espectador y ampliamente difundido después. El hecho de que los cuatro agentes de policía acusados de asalto y otros cargos fueron absueltos, provocó que estallaran los Disturbios de Los Ángeles en 1992 que siguieron ilustraban los problemas e implicaciones de la brutalidad policial y la mala conducta, y la necesidad de disponer de algún medio para poder reaccionar a estas situaciones. No fue sino hasta ésta época que los esfuerzos por combatir la proliferación de estos casos en California comenzaron a hacerse serios en cuanto al intentar trascender las dificultades de tratar con los patrones de mala conducta sistémica en los departamentos de policía, dando lugar a investigaciones que sí ofrecieran resultados en un intento de solventar esta problemática.

La relación entre Los Derechos Civiles y la Brutalidad Policial en los Estados Unidos y California

En los Estados Unidos, así como en el estado de California, la raza y la brutalidad policial siguen estando estrechamente vinculadas, y aunque es un fenómeno muy extendido en muchos países, incluso en aquellos que la persiguen, ha incluso llegado a provocar una serie de disturbios raciales dentro del estado de California en los últimos años.
El Movimiento por los Derechos Civiles ha sido blanco de numerosos incidentes de brutalidad policial en su lucha por la justicia y la igualdad racial, especialmente durante la campaña de Birmingham de 1963-64 y durante las marchas de Selma a Montgomery de 1965. La cobertura mediática de la brutalidad provocó indignación nacional, Y la simpatía pública por el movimiento creció rápidamente como resultado. Martin Luther King Jr. criticó la brutalidad policial en los discursos. Durante este tiempo, el Partido de la Pantera Negra se formó en respuesta a la brutalidad policial de departamentos de policía desproporcionadamente blancos que se percibían como oprimiendo a las comunidades negras. El conflicto entre el Partido de las Panteras Negras y varios departamentos de policía a menudo resultó en violencia con la muerte de 34 miembros del Partido Pantera Negra y 15 oficiales de policía.
El Movimiento por los Derechos Civiles también fue blanco del FBI que utilizó un programa llamado COINTELPRO. Bajo este programa, el FBI usaría agentes encubiertos para crear violencia y caos dentro de los grupos nacionalistas. La policía dañaría a los organizadores y asesinaría a líderes como Mark Clark y Fred Hampton, por ejemplo, que murieron en una incursión del FBI en Chicago en 1969.
En los Estados Unidos, la raza y las acusaciones de brutalidad policial siguen estando estrechamente vinculadas, y el fenómeno ha provocado una serie de disturbios raciales a lo largo de los años. Especialmente notable entre estos incidentes fue el levantamiento causado por el arresto y la paliza de Rodney King el 3 de marzo de 1991, por oficiales del Departamento de Policía de Los Ángeles. La atmósfera era particularmente volátil porque la brutalidad había sido filmada por un espectador y ampliamente difundida después. Cuando los cuatro oficiales de la ley acusados ​​de agresión y otras violaciones fueron absueltos, los disturbios de 1992 en Los Ángeles estallaron.

Sobre la investigación de la mala conducta policial en California y Estados Unidos

En los Estados Unidos, la investigación de casos de brutalidad policial a menudo ha sido dejada a comisiones de policía interna y / o abogados de distrito (DA). A menudo se ha criticado a las comisiones policiales internas por la falta de rendición de cuentas y por el sesgo de favorecer a los oficiales, ya que frecuentemente declaran al revisar que los oficiales actuaron dentro de las normas del departamento o de acuerdo con su formación. Por ejemplo, un estudio de abril de 2007 del Departamento de Policía de Chicago (luego de los incidentes de Rodney King y otros disturbios que se hallaron en su mismo estado) encontró que entre más de 10.000 denuncias de abusos policiales presentadas entre 2002 y 2003, sólo 19 (0,19%) dieron lugar a medidas disciplinarias significativas. El estudio afirma que el cuerpo de supervisión del departamento de policía permite a los oficiales con “tendencias criminales operar con impunidad”, y argumenta que el Departamento de Policía de Chicago no debe permitirse la policía.] Sólo el 19% de las grandes fuerzas policiales municipales tienen una revisión civil de quejas (CCRB). Las jurisdicciones de aplicación de la ley que tienen un CCRB tienen una tasa excesiva de queja de la fuerza contra sus oficiales de 11,9% de los versos 6.6% de la tasa de quejas para los que no tienen un CCRB. De esas fuerzas sin CCRB sólo el 8% de las quejas se sostuvieron. Así, para el año 2002, la tasa de sospecha de brutalidad policial fue del 0,53% para los municipios policiales más grandes de todo el país.
Más allá de los departamentos de policía y las AD, los mecanismos de supervisión gubernamental han evolucionado gradualmente. El caso Rodney King provocó la creación de la Comisión Independiente del Departamento de Policía de Los Ángeles, informalmente conocida como la Comisión Christopher, en 1991. La comisión, encargada de investigar las prácticas del Departamento de Policía de Los Ángeles, descubrió patrones inquietantes de mala conducta y abuso, Las reformas recomendadas fueron suspendidas. Mientras tanto, los informes de los medios revelaron una frustración al tratar el abuso sistémico en otras jurisdicciones, como Nueva York y Pittsburgh. Selwyn Raab del New York Times escribió acerca de cómo el “Código Azul de Silencio entre los agentes de policía ayudó a ocultar incluso los ejemplos más escandalosos de mala conducta”.
Dentro de este clima, se creó la disposición de la Policía de Control de Violencia y Ejecución de la Ley de 1994, la cual autorizó al Procurador de la Procuraduría a “presentar demandas en busca de órdenes judiciales para reformar los departamentos de policía involucrados en un patrón o práctica de violar los derechos federales de los ciudadanos”. Como lo son varias leyes federales y estatales en California que se han promulgado para permitir que las víctimas de la policía mala conducta puedan presentar una demanda. Según el Código número 42 de los Estados Unidos, la sección 1983 sirve como la base jurídica principal para las denuncias de mala conducta policial en virtud de la ley federal.  El artículo 1983 es importante porque crea el derecho de demandar a un individuo que, aunque actúa bajo la autoridad del gobierno, viola los derechos constitucionales de otro. La sección 1983 no sólo prohíbe a las figuras gubernamentales privar a una persona de sus derechos bajo la Constitución o la ley federal, sino que también permite a la víctima cobrar daños monetarios.
Al 31 de enero de 2003, el Departamento de Justicia ha utilizado esta disposición para negociar reformas en doce jurisdicciones en los Estados Unidos (Oficina de Policía de Pittsburgh, Departamento de Policía de Steubenville, Policía Estatal de Nueva Jersey, Departamento de Policía de Los Ángeles, Distrito Departamento de Policía Metropolitana de Columbia, Highland Park, Departamento de Policía de Illinois y Departamento de Policía de Cincinnati, etc.

Consulta Gratis

Avrek Law Firm Team

¿Lastimado? Escoja Los Mejores

888-333-8515Disponible 24/7