Skip to Content

Las 5 razones por las que ocurren los accidentes de automóvil

Si bien un segmento de la población utiliza el transporte público o privado para movilizarse a cualquier lugar, ya sea para hacer una diligencia, para ir al trabajo, para ir a un lugar recreacional, etcétera; una gran parte posee vehículo propio y conduce por sí misma para movilizarse, bien sea para los fines antes mencionados u otros.
No obstante, esto sólo nos indica que una gran parte de la población acarrea una mayor responsabilidad en cuanto a prevención y riesgo de accidentes automovilísticos; es decir, el otro segmento sigue estando en riesgo de ser partícipe de una colisión. Ciertamente, dirigirse de una zona a otra no es una labor sencilla, así que obviamente ese segmento no está apartado del riesgo.
Pero dejémonos de palabrería y vayamos directo al tema en cuestión: en esta ocasión, queremos brindar información sobre las 5 causas principales de accidentes automovilísticos. También vamos a ofrecer algunos datos sobre la asesoría legal requerida en caso de ese tipo de incidentes y otros detalles más. Sigue leyendo para que estés al tanto sobre una de las problemáticas más graves de los Estados Unidos, especialmente en California.

Exceso de velocidad

Por supuesto, no es ninguna novedad: el exceso de velocidad constituye la razón principal de las colisiones de tráfico. Existen muchos factores por los que sobrepasar los límites de velocidad incrementa enormemente los riesgos de un accidente vial: por ejemplo, si estás conduciendo a una velocidad por encima de lo estipulado, la capacidad para visualizar de manera clara los obstáculos que pueden aparecer en la vía se reduce significativamente. E incluso si lograras percatarte de los impedimentos repentinos, no podrías esquivarlos a tiempo. Realizar una maniobra a alta velocidad es extremadamente complejo.
Es infaltable la recomendación: respeta los límites de velocidad. Estamos conscientes de que hay días en los que vas a llegar tarde a tu trabajo y te verás tentado a conducir aceleradamente; pero no lo hagas. No sólo pondrás en riesgo en tu vida, sino también la de otras personas.

Conducción en estado de ebriedad

Al igual que con el exceso de velocidad, es bien sabido que la conducción en estado de ebriedad representa uno de los motivos más frecuentes de las colisiones viales.
Sin embargo, no podemos poner en la misma balanza ambas causas: la probabilidad de que un conductor ebrio cause un accidente es más elevada que la de un conductor manejando con exceso de velocidad. Vamos a ejemplificarlo con un dato inventado pero muy explicativo: de cada 10 casos de exceso de velocidad, 3 terminan en un accidente; mientras que, de cada 10 casos de conducción en estado de ebriedad, unos 7 concluyen en una tragedia. Recuerde: es un dato falso, sólo se utiliza a modo de explicación.
Por otra parte, el tiempo de reacción de un conductor ebrio es muchísimo menor al de un conductor en exceso de velocidad; por lo tanto, los accidentes causados por el primero siempre son más trágicos, por cuanto resultan en un mayor número de víctimas y con una magnitud de daño significativamente más alta.
Todos los días hay víctimas de accidentes por conducción en estado de ebriedad, siendo lo más triste que se podían haber evitado. Todos los que estén cerca de un conductor borracho son potenciales víctimas: desde vehículos cercanos, transeúntes, entre otros. Ninguna persona puede resguardarse de la irresponsabilidad de un conductor bajo los efectos del alcohol.
Este tipo de infortunios crecen cada vez más y se han convertido en una gran preocupación a nivel nacional; para muestra, un botón: en Estados Unidos y en Canadá se creó una organización sin fines de lucro llamada “Madres Contra Conductores Ebrios” (Mothers Against Drunk Driving, MADD) cuyos objetivos, como su nombre lo plantea, son: contrarrestar el ascenso de este tipo de accidentes; brindar apoyo a todos aquellos afectados; dedicar esfuerzos para evitar que los menores de edad ingieran alcohol; y promover el robustecimiento de la regulación existente sobre la conducción en estado de ebriedad, independientemente de que ese estado se haya alcanzado con la ingesta de alcohol o con otra sustancia.

Distracciones

Lamentablemente, aún persiste la creencia de que, con habilidad y agilidad, es posible hacer múltiples tareas al mismo tiempo que se está conduciendo un vehículo. Muchas personas consideran que pueden manejar un automóvil, a la vez que centran su atención en la música que desean colocar en el reproductor; o al mismo tiempo que envían un mensaje de texto, revisan sus redes sociales o, la más comunes de todas, hablar por teléfono.
Y, para ser sinceros, sí es posible ejecutar tareas de forma simultáneamente. Pero el problema es que esas tareas son distractoras, por lo que reducen tu atención de la vía y aumentan increíblemente el riesgo de sufrir un accidente. Entonces: puedes, pero NO DEBES. Desafortunadamente, las personas aprenden esta lección cuando ya es demasiado tarde…

Fallas mecánicas

Aunque en menor proporción, también ocurren accidentes que no son responsabilidad del conductor. Me refiero, por supuesto, a aquellas colisiones ocasionadas por fallas mecánicas del vehículo. Debes tener en cuenta que son invenciones humanas, ergo, no son perfectas y pueden tener defectos en su funcionamiento.
Por lo general, las fallas mecánicas están relacionadas con problemas en el sistema de frenos; defectos en el cinturón de seguridad y techo aplastado. Pero las fallas pueden estar presentes en cualquier parte del vehículo, así que el riesgo siempre va a estar allí latente por más que te empecines en hacer revisiones minuciosas.

Error del conductor

Seguramente te estarás preguntando: “¿Por qué ésta es una categoría aparte? ¿Acaso las tres primeras causas no son errores del conductor?”. Y la respuesta es similar a la que di en el punto número 2: no se puede medir con la misma vara los errores por descuido o inexperiencia; que los “errores” como conducir en estado de ebriedad y demás.
Dicho eso, ¿a qué me refiero con “error del conductor”? Como hemos explicado hace un momento, esa categoría incluye los errores relacionados por descuido o inexperiencia, como lo puede ser la realización inapropiada de un giro o calcular incorrectamente la distancia entre el vehículo y un obstáculo en la vía o un objeto inmóvil.
Estos errores son cometidos por una persona que no tiene mucha experiencia en el manejo de un vehículo. Por lo tanto, los accidentes por “error del conductor” son aquellos causados por personas jóvenes, adolescentes, personas que están aprendiendo a conducir o persona que apenas se han sacado la licencia y así sucesivamente.
Claro, la única forma de adquirir experiencia es conduciendo en autopistas y demás. Pero hay que tener mucho cuidado. Si puedes tomar alguna medida de seguridad al respecto, tómala.

Sobre el tiempo para presentar un reclamo

Una cosa que deberías saber (y ésa es la razón por la que anexamos este tipo de detalles al artículo) es el tiempo máximo que dispone una persona para presentar un reclamo por daños resultantes de un accidente automovilístico.
De acuerdo a la ley actual, una persona tiene hasta 2 años, como tiempo máximo, para introducir una queja por un accidente de carro; pero este límite es mayor en caso de que el reclamo sea por daños a la propiedad, ya que el tiempo máximo es de 3 años.
Parece bastante tiempo, ¿cierto? Pues resulta que no…Te recuerdo que generalmente se llegan a acuerdos entre las partes antes de ir a una corte o presentar un litigio. Es decir, los involucrados intentan negociar, conversan, dialogan, para evitar que el caso llegue a un tribunal, puesto que las cosas se complican notablemente.
Es por ello que, si llegas a ser víctima de un accidente de automóvil, te pongas en contacto lo más pronto posible con nuestro equipo de abogados. Estamos conformados por profesionales jurídicos del más alto nivel; con especialización en reclamos de lesiones personales y suma experticia.
Aparte de las virtudes que acabamos de mencionar, tenemos estadísticas puras y duras que puedes comprobar aquí mismo en nuestro sitio: hemos alcanzado importantes victorias en la mayoría de los casos que han llegado a nuestras manos, por lo que somos una de las mejores opciones a ser consideradas en caso de que tú o uno de tus seres queridos se vea afectado por una colisión vehicular.
Por otra parte, te recomendamos encarecidamente que no cometas el error de no contratar un abogado; los aspectos vinculados a un reclamo por accidente de automóvil no son nada sencillos. Al contrario, son numerosos y sumamente complejos, por lo que es necesaria la asistencia de un profesional en el área que disponga de bastante experiencia, así como de conocimientos jurídicos y empíricos.
La bondad es una característica que actualmente escasea: las aseguradoras harán todo lo posible para minimizar el monto de indemnización, independientemente de las lesiones que tengas. Utilizarán técnicas moralmente reprochables, sólo con la finalidad de no desembolsar grandes cantidades de dinero. En anteriores artículos, hemos abordado esta problemática.
Y si aún no has estado involucrado en un accidente automovilístico, ¡no esperes a serlo para empezar a buscar un abogado! Escribe nuestros números de contacto en alguna hoja de papel y guárdala. Nunca sabes cuándo vas a necesitar de nuestros servicios y, como dicen, “es mejor tenerlo y no necesitarlo, que necesitarlo y no tenerlo”. También deberías anotar esa frase en la hoja…
 

Consulta Gratis

Avrek Law Firm Team

¿Lastimado? Escoja Los Mejores

888-333-8515Disponible 24/7