Skip to Content

Lesiones Personales en Los Ángeles

Un buen modo de adentrarnos al asunto sería hablar sobre qué son las lesiones personales, así como los aspectos legales que con respectan al estado de California al haberse sufrido una.
Las lesiones personales o “Personal Injury” es un término legal que hace alusión a una lesión en el cuerpo, la mente o las emociones, en contraposición a una lesión a la propiedad. En las jurisdicciones angloamericanas el término es más comúnmente usado para referirse a un tipo de demanda por agravio en la cual la persona que presenta la demanda ha sufrido daño a su cuerpo o mente. Las demandas por lesiones personales se presentan contra la persona o entidad que causó el daño por negligencia, negligencia grave, conducta imprudente o mala conducta intencional. Diferentes jurisdicciones describen los daños (o las cosas por las cuales la persona lesionada puede ser compensada) de diferentes maneras, y el estado de California también tiene la suya propia. Pero por lo general los daños incluyen las cuentas médicas de la persona lesionada, el dolor y el sufrimiento y la disminución de la calidad de vida. Como prácticamente todos los casos civiles, los casos de lesiones personales comienzan con un documento denominado “queja”. Normalmente, una queja en un caso de lesiones personales identifica a las partes en la demanda, especifica lo que el acusado hizo mal, alega que la falta causó la lesión del demandante, y especifica qué tipo de compensación está buscando el demandante.
La queja generalmente establece los hechos que el demandante intentará probar, y el acusado puede intentar refutar durante todo el litigio. En algunos casos de lesiones personales, el acusado puede hacer el argumento de que el demandante es realmente culpable (al menos parcialmente) por causar el accidente que constituye la base de su reclamo. Si se comparte algún nivel de responsabilidad, puede llegar a afectar el monto total de la compensación que recibirá de otras personas y negocios con culpa. En los casos de lesiones por lesiones compartidas, California sigue una regla de “negligencia comparativa pura” En términos básicos, la cantidad de compensación que tiene derecho a recibir será reducida en una cantidad igual al porcentaje de culpa por el accidente. El uso de esta regla dentro del estado de California también puede verse en otra clase de accidentes, como los automovilísticos. Hay que tener en cuenta que, mientras que los tribunales en California están obligados a seguir esta regla en una demanda de lesiones personales que entra en juicio, el caso puede variar si se está tratando con un ajustador de seguros fuera del sistema judicial. Es muy común que el ajustador plantee la cuestión de la regla de negligencia comparativa de California durante las conversaciones de asentamiento, pero se es libre de negociar cuál debe ser el impacto de esa regla en el reclamo.
Existe una visión general de algunas leyes de California que pueden afectar un acuerdo o una demanda después de un accidente o lesión. Todos los estados establecen límites en la cantidad de tiempo en que se tiene que ir a la corte y presentar una demanda después de haber sufrido algún tipo de daño. Este tipo de ley se le llama un Estatuto de Limitaciones, y hay diferentes plazos en función del tipo de caso que está presentando. En California, el estatuto de limitaciones para los casos de lesiones personales da a una persona lesionada dos años a partir de la fecha de la lesión para ir a los tribunales y presentar una demanda contra los que podrían ser responsables. Básicamente, si no llega al tribunal dentro de este período de dos años, el tribunal probablemente se negará a escuchar su caso en cualquier momento en el futuro, y su derecho a indemnización se perderá. El estatuto de limitaciones de California para casos de lesiones personales se puede encontrar en la sección 335.1 del Código de Procedimientos Civiles de California.
Algunas leyes de California se encargan de establecer las limitaciones en los montos (o tipos) de daños que son recuperables en casos de lesiones personales. No hay daños no-económicos o perjuicios para, por ejemplo, los conductores sin seguro médico que sufrieron lesiones personales. La ley de California impide que la mayoría de los conductores no asegurados recuperen daños no-económicos después de un accidente automovilístico, incluso si el otro conductor es completamente culpable del accidente. Los daños no-económicos incluyen la compensación por cosas como el dolor y el sufrimiento (la cual es típicamente la categoría más grande de compensación no económica), desfiguración, deterioro físico e inconveniente.
Una excepción clave a esta regla es si el conductor sin seguro será capaz de recibir una compensación por lesiones personales no-económicas si él o ella está involucrado en un accidente con un conductor que está operando un vehículo mientras está bajo la influencia de drogas o alcohol, y que el conductor es de hecho condenado De DUI en relación con el accidente. Esta ley se encuentra en la sección 3333.4 del Código Civil de California.
También existen las reclamaciones por lesiones personales contra una ciudad, condado o agencia gubernamental del estado de California. Hay innumerables maneras en que una demanda de lesiones personales puede surgir contra el gobierno. Si se cae de escaleras defectuosas en un edificio del gobierno, ser golpeados por un autobús de la ciudad, o  incluso se deslizarse en el petróleo en el DMV y caer. Al igual que cualquier otra persona, el gobierno puede ser considerado responsable por causar lesiones. Sin embargo, hay asuntos legales especiales para negociar antes de que se pueda demandar al gobierno. Hay un plazo de seis meses para presentar una demanda de lesiones contra una entidad gubernamental, y los reclamantes deben cumplir con un estricto conjunto de normas de procedimiento. En general, los acusados del gobierno (la ciudad, el condado, el gobierno federal) consiguen fijar sus propias reglas para quién puede demandarlos, para qué, y cómo. Para perseguir una demanda contra una entidad gubernamental, se debe seguir cuidadosamente las reglas específicas de su estado para tales reclamaciones. En particular, se debe presentar una reclamación formal por escrito contra la entidad gubernamental responsable de su lesión dentro de un tiempo relativamente corto después de su accidente, por lo general de 30 a 180 días.  Las posibilidades hacer la demanda incluirían casos como, por ejemplo, un accidente con un autobús municipal o un automóvil manejado por un empleado local, estatal o federal durante el tiempo de trabajo; Una lesión sufrida por la condición peligrosa de un edificio u otra propiedad u operada por una agencia gubernamental; O un accidente causado por un empleado de una agencia gubernamental durante el curso del trabajo oficial.

Consulta Gratis

Avrek Law Firm Team

¿Lastimado? Escoja Los Mejores

888-333-8515Disponible 24/7